El porqué de este libro.

En estos últimos años el oficio del herrero se ha dado por muerto varias veces, y su técnica por olvidada. Incluso en España, que fue la máxima potencia en el trabajo de hierros y aceros de la Europa medieval, se ha llegado a considerar que las viejas técnicas habían desaparecido con los viejos maestros.

Hace 23 años descubrí que aún quedaban herreros y empecé a aprender con uno de ellos para poder incluir los metales en mis esculturas y trabajos de ebanistería. Desde entonces me dedico profesionalmente a la forja artística y a la cuchillería, siempre aprendiendo algo nuevo.

Del contacto con otros herreros surgió el interés colectivo por recuperar el oficio: la técnica y la dignidad de arte mágica que la forja tenía desde la prehistoria. Con este fin empezamos a organizar encuentros nacionales e internacionales de forja y creamos la asociación “Consejo del Hierro”, desde la que se trabaja para recuperar técnicas, procesos, útiles, costumbres y todo el buen hacer de los herreros tradicionales, con los que hemos aprendido la forja tradicional, la artística, la cuchillería, los tratamientos térmicos, etc.

Todo este aprendizaje, junto a la información que me ha aportado la bibliografía disponible sobre el tema, los técnicos consultados, las muchas entrevistas realizadas a herreros de todas las edades y especialidades y la continua experimentación en mi taller, ha dado lugar a un Manual de Forja Tradicional y Contemporánea que, con 500 páginas, 300 fotografías a color, cientos de dibujos explicativos y tres años de trabajo duro para sacarlo adelante, se ha convertido en la obra más completa de su género de entre todas las publicadas en nuestro país y, hasta donde he logrado informarme, en el resto de Europa. La revista francesa Fèvres magazine (nº 41) lo ha calificado como “una verdadera Biblia sobre la forja”.

Mi interés principal en este manual es recopilar y documentar de manera exhaustiva y precisa las técnicas tradicionales en su forma más pura, tal y como se emplearon para hacer esos trabajos antiguos que tanto nos seducen hoy. Muchas de ellas no han sido publicadas nunca, bien por la dificultad que tuvieron etnógrafos e historiadores para comprender la técnica, bien porque en su día estaban bajo la protección de ser secreto de oficio. También he querido tratar las tendencias contemporáneas del oficio, sobre todo a través de piezas representativas de forjadores españoles y europeos.

Empecé a trabajar en este manual apalabrando la publicación con una editorial que se ha visto forzada a cerrar, así que acudí a varias entidades públicas y privadas que mostraron un enorme interés. En más de una ocasión me han ofrecido la posibilidad de publicar, pero con unas condiciones abusivas, sin garantizar siquiera la distribución necesaria para que pueda llegar a los interesados.

Por eso he decidido optar por el micromezenazgo, para que sean justamente las personas interesadas en el oficio y en la cultura las que hagan posible que una obra como esta vea la luz. De antemano: muchas gracias.

José Ortiz.